martes, 4 de noviembre de 2014

Un viaje a diario - 3 de noviembre


Hoy ha sido un día de buen tiempo, soleado, con buena temperatura, ideal para visitar el Santuario de Lourdes. Tras la emoción de la noche y contar todas las anécdotas y atenciones que tuvieron las familias nos subimos al autobús. En hora y media llegamos a Lourdes y lo primero fue acercarnos a una pequeña escultura de Santa Bernadette Soubirous, allí nos contaron su historia  ya que siendo niña se le apareció la Virgen para que tuviéramos fe.
Después fuimos a coger agua, compramos botellines y los llenamos para regalarla. El momento más bonito y en silencio fue pasar por la gruta, por el lugar donde se apareció la Virgen. Cada uno en silencio se interrogaba sobre la devoción y fe que transmitía ese lugar.
Continuamos visitando el Santuario, y ya se nos hizo la hora de comer. Nos prepararon un juego para favorecer la comunicación en el que participamos todos y luego jugamos a correr, a quitarnos una pelota de tenis, a estar tumbados al sol en el césped… y después una rápida visita al pueblo, comprar algún souvenir y rápido porque a las cuatro y media nos esperaban en el colegio nuestras familias de acogida para ir a casa con nuestros  correspondientes.


1 comentario:

  1. ¡Qué día más bueno y qué bonito Lourdes! Me encanta ver estas fotos. Graciaaaas

    ResponderEliminar