domingo, 25 de octubre de 2015

Una carta para...

En clase de lengua estudiamos la carta y como la mejor forma de aprender es hacer, nos pusimos manos a la obra. Cada uno de nosotros escribió una . Unos para los abuelos, otros para los hermanos, padres,…  ilusionados y esperando  que les gustara.

Juntos nos dirigimos al buzón cercano a nuestro colegio, contentos como si fuera una excursión especial, uno a uno echamos nuestra carta…  “¿Cuándo llegará?” preguntábamos muchos.

Los destinatarios nos fueron confirmando, agradecidos, su llegada. Les gustó mucho recibir nuestra carta y… ¡a nosotros escribirla!

1 comentario:

  1. La remitente de mi peque se puso más feliz que unas castañuelas al recibir la carta de su nieta. Gracias por esta sorpresa.

    ResponderEliminar