jueves, 26 de noviembre de 2015

Taller de Ecovidrio en el Colegio Santa Rosa-Altoaragón

    Esta pasada semana, los alumnos de 4º y 5º del Colegio Santa Rosa-Altoaragón recibieron la visita de una técnico de Ecovidrio y el Gobierno de Aragón para impartir en las clases el taller sobre el reciclaje de vidrio denominado “Dale de comer a Mr. Iglú”.


  Esto es lo que Pedro, un alumno de 5º, nos cuenta sobre lo que en la sesión aprendió.
   “En esta charla he aprendido que...  
El origen del vidrio se remonta a hace 5.000 años, al Antiguo Egipto. El vidrio es la mezcla de arena, caliza y sosa, que se calientan a 1.500 grados centígrados y después se sopla con una varilla de metal hasta darle forma y así se sigue haciendo.

    Aunque cueste creerlo, el tape de las botellas se inventó hace 500 ó 900 años.

    Venecia fue la portadora del secreto de hacer vidrio, los artesanos juraban no decírselo a nadie, pero para que estuvieran seguros los llevaban a una isla cercana de la que no podían salir jamás.

    Bueno, dejando eso a un lado, nos encontramos a Napoléon. Que ¿qué hace él aquí? Pues fue uno de los que inventaron el cierre hermético. En la guerra no llegaba la comida en buenas condiciones, así que pidió a los franceses que le dieran la solución. Un químico lo descubrió, lo demás es historia.

    Ahora estamos a principios del siglo XX. Empieza la factorización del vidrio.

    ¡Vamos a reciclar!

    El vidrio es 100% reciclable. Echa a Mr. Iglú todos los recipientes que llevan rosca o una marca en el cuello, no le eches ni vasos, ni tazas, ni porcelana. Ahora diréis, ¿por qué no vasos? El vaso lleva metano, que les hace poder tintinear, pero al llevarlo a la planta de reciclaje los vasos no se pueden separar ya que están en trocitos. Este gas, al quemarse, es muy malo para la atmósfera.

    Después de este dato, sigamos con la historia. Al reciclar una botella ahorras 24 horas de energía porque  para volver a hacer botellas con trozos de otras cosas de vidrio se necesitan 1.300 grados centígrados en lugar de los 1.500 iniciales, por lo tanto ahorramos 200 grados.

    Y aquí viene otro dato. Yo pregunté: ¿Cómo es posible hacer vidrio transparente si antes lo tienes que desteñir? Me contestaron que el vidrio transparente se hace de los elementos: arena, caliza y sosa y el reciclado se tritura y se echa al horno a 1.300 grados.

    En fin, todo esto es algo que aprendimos en la charla. Espero que os haya enseñado algo también a vosotros que lo vais a leer.”
                                                                                                                        Pedro Liesa Cabestre
                                                                                              

1 comentario: