viernes, 22 de enero de 2016

Cómo llegar a ser maestro constructor en la Edad Media

La provincia de Huesca cuenta con un rico patrimonio en arte románico y gótico, el cual nos ayuda a comprender cómo era el arte, sociedad, urbanismo y la vida en el Medievo.
Nuestros alumnos de 2º de ESO han aprendido un poquito a apreciar el arte de una manera visual, ya que en Huesca contamos con joyas arquitectónicas e históricas como San Pedro el Viejo, la Ermita de Nuestra Señora de Salas, el Castillo de Montearagón,…
Pero hasta hoy no sabían lo difícil que era su construcción y conocer en la práctica para qué servían cada uno de los elementos que hemos estudiado en clase. Por ello, cada uno ha tenido que reproducir a pequeña escala una maqueta de un arco románico o gótico, colocando de una manera lógica sus dovelas, clave, contrafuertes, para asegurarse que su arco no se caiga. Ha sido un trabajo de medición y dedicación extrema pues cualquier error se paga con el derrumbe y han aprendido el valor que tuvieron los maestros constructores del Medievo pues sus iglesias y catedrales llevan cientos de años en pie para nuestro deleite y disfrute de todos los que amamos el arte y la historia.




No hay comentarios:

Publicar un comentario